Con la información facilitada y tras valorar su caso con uno de nuestros especialistas, al no poder ser prescrito un antibiótico de uso ambulatorio convencional (múltiples alergias) , le recomendamos acuda a un centro de atención médica para que le  puedan  facilitar un antibiótico específico de uso hospitalario.

De todas maneras, le dejo una serie de  recomendaciones para prevenir futuras infecciones de orina:

Seguir una dieta equilibrada y llevar un estilo de vida saludable pueden ayudar a prevenir una infección urinaria; también es recomendable no retener la orina y beber agua de forma habitual, al menos dos litros diarios, ya que esto favorecerá un alto volumen de orina para una arrastre de posibles bacterias en la orina.

En el caso de las mujeres con menopausiautilizar una crema de estrógenos es eficaz a la hora de reducir las posibilidades de contraer una cistitis.

Otros consejos para reducir el riesgo de cistitis en mujeres son:

  • Evitar la ducha vaginalcomo método para reducir la posibilidad de embarazo: altera la flora vaginal y favorece la colonización por bacterias intestinales.
  • Cambiarse el bañador después de cada bañoy evitar el frío en la zona. Orinar tras baños en ríos y piscinas: la humedad favorece la proliferacin bacterianass baños en rnizaci´ilitan una puerta de entrada y colonizacilonizacila orina. gente joven y al crecimiento prostón de los microorganismos.
  • Tener precaución conalgunos preservativos (no es recomendable los que llevan espermicidas), cremas espermicidas o el diafragma: alteran el pH y  la flora vaginal o facilitan una puerta de entrada y colonización (caso del diafragma).
  • Utilizar cremas lubricantes durante las relaciones sexuales si sufre de sequedad vaginal : La irritación vaginal postcoital es una causa muy frecuente de infección urinaria; el uso de lubricantes es una forma eficaz de evitar el roce y, por lo tanto, posibles infecciones.
  • Mantener una higiene íntimaadecuada. A la hora de realizar la limpieza de los genitales, es importante hacerlo de adelante hacia atrás para no arrastrar bacterias desde la zona rectal a la uretra, y enseñar a las niñas para que lo hagan correctamente.
  • Beber suficiente líquido para favorecer la diuresis, y así limitar la proliferación de bacterias.
  • Miccionar con frecuencia y vaciar completamente la vejiga, porque de esta forma se obstaculiza el crecimiento de los gérmenes presentes en este órgano.
  • Orinar antes y después del coito, sobre todo después. Al mantener relaciones sexuales aumentan las posibilidades de que las bacterias pasen a la uretra, y la micción favorece su eliminación.
  • Tomar arándanos rojos, o cualquier otro alimento que mantenga un pH ácido en la orina, como aquellos ricos en vitamina C(por ejemplo: zumo de naranja), porque dificulta que las bacterias se adhieran a las paredes de la vejiga. Podrás encontrar el arándano rojo en cualquier farmacia.
  • No dormir con ropa interior, porque disminuye la posibilidad de colonización de bacterias.
  • Utilizar ropa íntima de algodón

En el caso de los bebés y niños, es importante cambiar los pañales de forma frecuente, así como instruir a los niños en los hábitos higiénicos que deben realizar después de haber orinado o defecado.

Nuestra puntuación en eValor sello de confianza es 10.0/10 basado en 6 opiniones.